Foro de La Que Se Avecina
Bienvenido a nuestro foro de la serie 'La que se Avecina' registrate
para disfrutar de todas nuestras ventajas o conectate haciendo click
en el boton correspondiente

María Adánez: "La sexualidad es vida. Esta obra quita polvo a los remilgos de la época"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

María Adánez: "La sexualidad es vida. Esta obra quita polvo a los remilgos de la época"

Mensaje por Jeixon85 el Mar 05 Jul 2011, 09:00

Cristina Marcos y María Adánez se matriculan en una escuela de “sexo blanco, lúdico, imaginativo y sano” en los Clásicos de Alcalá.



"Sí, hola, soy María", dice al otro lado del teléfono una voz dulce e inconfundible. La misma que tenía la hija de Verónica Forqué y Tito Valverde en la serie Pepa y Pepe; aquella que dio cuerpo a las viñetas de Maitena en televisión. Se trata también de la misma María que fue Salomé para Miguel Narros o La señorita Julia de August Strindberg. María Adánez irradia encanto, cercanía y dulzura incluso cuando no se la ve y sólo se la escucha a través de un teléfono móvil. Será por eso que Luis Luque y Paco Bezerra, director y dramaturgo del texto, no lo dudaron cuando pensaron en ella para interpretar a la ingenua Fanchon de La escuela de la desobediencia, que se estrena hoy en el Corral de Comedias.


Será allí donde Adánez se deje instruir por una experta en el placer sexual como es su prima Sussane, a quien da vida Cristina Marcos. En un espacio íntimo y privado, las dos mujeres hablarán del placer sexual, la mentira y el derecho humano a la libertad espiritual. La mayor enseñará a la menor para que, llegado el momento, ésta pueda desenvolverse entre los estrechos márgenes de decisión que posía la mujer de hace cuatro siglos. Pero la obra, dice María, no se queda en el cliché. “Es un pasaporte a la libertad, con el sexo como vehículo". Así se le da sentido a la frase de “que el miedo no te amargue el placer", añade el director.


A pesar de estar inspirada en textos del siglos XVI y XVII como son L’École des filles ou la philosophie des dames y I Ragionamenti, de Pietro Aretino, la dramaturgia de la obra es totalmente contemporánea. En ella “florece el derecho de esas mujeres a sentir placer, pero siempre en un ámbito ultra privado. Es un homenaje al placer y a la vagina como órgano dador de vida y fuente de placer”, explica Luque.


Tras Alcalá, la obra se marcha al Festival de Almagro. María compagina esta gira con su primera aventura detrás de las cámaras. Ahora mismo está en labores de posproducción su primer corto como directora 50 B Escalera Dcha., donde dirige, entre otros, a Carmen Maura.


–Este viernes ingresa en una escuela muy especial. ¿Cómo son las lecciones de desobediencia?


–Es una comedia maravillosa, divertida, elegante y con una plástica encantadora en escena que compartimos con una viola de gamba y una cantante de lírico. La historia es la de dos primas. Una, la experta, visita a la otra, encerrada siempre en casa sin contacto con el exterior, con la intención de instruirla en la sexualidad a través de una escuela portátil y que no la tomen por tonta.


–¿Cómo se siente en el papel de mujer inexperta?


–Es un personaje maravilloso, desborda la inocencia y curiosidad de las mujeres del siglo XVII, un momento en el que o eras mujer, monja o cortesana. Por ello, la prostitución al final estaba muchas veces servida. Si te casan con alguien a quien no amas, es lo que tiene. El personaje es muy bonito pues Fanchon, si la hubieran dejado, hubiera ejercido una profesión. Ama leer y escribir pero en la época eso, en una mujer, era impensable. En la obra, el personaje evoluciona. Empieza de una manera pero acaba con un cambio interesante. ¡Imagínate! Está más verde que nada, no sabe ni que si haces el amor te puedes quedar embarazada. Vamos, que está a por uvas. Sussane la enseñará.


–Sin duda, es una obra trasgresora para su tiempo pues defiende el placer de la mujer.


–El texto, que mezcla las obras L’École des filles ou la philosophie des dames y I Ragionamenti, es una joya. Es inusual vernos a las dos vestidas de época y hablando de sexo. Pero no hay nada provocativo ni morboso. Es mucho más grande que todo eso. Esta versión de Paco Bezerra es superior a eso. Cristina pregunta en un momento de la obra ‘¿a qué llamas educación?’. Habría que preguntarse si hoy sigue vigente esa pregunta, si tiene sentido. Creo que en parte sí. Vale, ya sé que hay más libertad, que existe Internet pero también es importante seguir educando a las mujeres sexualmente.


–¿Ese sería uno de sus mensajes?


–Esta obra es un canto a la libertad de la mujer y a la sexualidad femenina pero como vehículo a esa libertad. Es también un canto a todas las mujeres. Representa a las pequeñas heroínas, a las primeras feministas, que han hecho pequeños avances para que nuestra historia cambie y nos acerque un poco más a la igualdad masculina.


–El director dice que después de la obra espera que todo el mundo vaya a hacer el amor. ¿Opina igual?


–(Risas) No estaría mal. Sin duda hay un canto a la sexualidad en positivo. La sexualidad es igual a vida. Esta obra le quita polvo a lo antiguo, a los remilgos de la época.


–Ya es una veterana en Clásicos donde ha protagonizado ‘Salomé’ y ‘La señorita Julia’.


–Alcalá siempre es una gran plaza. Es una ciudad maravillosa, espectacular a todos los niveles. Estoy contenta por regresar y también por actuar en el Corral. Sin duda es un plus pues es un lugar lleno de vida y de historia.


–Allí actuó en la inauguración del festival Nuria Espert. ¿Es uno de sus referentes?


–Sin duda. La sigo desde hace muchos años y de ella destacaría esta última obra con la que vino a Clásicos, La violación de Lucrecia, pero también La casa de Bernarda Alba con la que me impacto de una manera increíble. Admiro su valentía como mujer. Como en el caso de esta escuela, que homenajea a las mujeres que han cambiado la historia, ella también lo ha hecho desde la interpretación. Para ella el teatro es riesgo.


–¿Y para usted lo es un clásico?


–Todos los proyectos imponen por igual, sean clásicos o no. En todos hay un riesgo que asumir.


–Lleva desde los seis años trabajando en cine, televisión y teatro. ¿Con qué se queda?


–Si miro atrás, me quedo con el teatro. No tiene que ver con nada. Hay una comunicación con el público gratificante al máximo y la función está siempre viva. Además, desde el punto de vista del actor, se moldea el personaje de una manera diferente en cada ensayo. Poco a poco, vamos sacando el personaje fuera, dándole forma y todas esas sensaciones no me las ha dado nada más que el teatro. Los personajes que creas encima del escenario te acompañan siempre.


–Tras tocar todos los palos, ahora se pone también tras la cámara y dirige su propio corto. ¿Cómo surgió esta nueva faceta?


–La verdad es que 50 B Escalera Dcha. nació de algo muy personal. El fallecimiento de mi padre me hizo sentir la necesidad de escribir, algo que no me había pasado nunca. Su muerte abrió en mí esa vía y nació este corto que no sé cuándo verá la luz todavía pues está en fase de posproducción.


–Carmen Maura está entre sus protagonistas. ¿Se deja mandar?


–(Risas) Dirigir sí, mandar no. Estaré tremendamente agradecida a Carmen por ser la madrina de este proyecto y dejar que la dirija. La verdad es que ha sido un sueño con el que he disfrutado tanto como interpretando. Una vez terminado me siento feliz y, ahora mismo, repetiría sin pensarlo.

________________________-

Vaya,no tenía idea de lo de su padre..tenía constancia del corto,eso sí... :S Mi pésame hacia su fallecimiento,por supuesto.. Grande María!
avatar
Jeixon85
Moderador
Moderador

Masculino Ciudad : Málaga!
Localización :
Humor : Similar al de ANHQV&LQSA..
Mensajes : 11463

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.